Trabajo colaborativo, ¿lo queremos realmente?

aprendizaje_cooperativo

Es quizá, según los artículos de nuevas tendencias, los emprendedores de la actualidad, los foros, congresos, máster creativos, conferencias, la nueva piedra rosetta. El trabajo colaborativo, con términos de co-creación, espacios comunes, networking o equipos se cuela en todas nuestras esferas. Ya existen aplicaciones, plataformas y redes para llevarlo a cabo, también espacios físicos de diversa índole, incluso algunos que todos conocemos creados ex profeso.

¿Estamos preparados? Quizá no, como se argumenta aquí, esperando, mientras poco a poco va calando una “colaboración genuina”. Pero más áun, ¿queremos trabajar colaborativamente? En mi opinión, esta nueva ola se enfrenta a un problema más básico que el de la competencia existente en el mundo empresarial. Se enfrenta al problema del individualismo. En una era en la que lo social, el procomún, y lo “co-“ es nuestro lenguaje cotidiano, nosotros, cada uno, vive sólo con su individualismo. Mi manera triunfará, soy el más guapo y más listo, soy especial, para qué compartir, mejor firmar confidencialidad, me cuesta menos esfuerzo, yo me lo guiso y yo me lo como, a ver quién tiene razón… estoy solo… y me gusta.  Somos hijos únicos… y eso no es tan fácil de cambiar.

Puede que muchos problemas vengan de eso… Sí, hasta me atrevería a decir que algunos de los problemas económicos que tenemos. Los movimientos actuales no son más que la suma de muchos individuos, no hay cocción pausada a la antigua, es como la que hace una olla a presión:  cada alimento va por su lado, aunque el aspecto es de conjunto, en cualquier momento se puede desligar. Así son nuestras uniones, en cualquier momento se pueden desligar. Y nadie sabe lo que significa el “para siempre”.

Para trabajar colaborativamente ha de verse el beneficio de la colectividad, sin beneficios no hay tareas. Pregúntate si tú lo ves. Y si lo ves, trabaja  y pon tu mejor cara cada día al individuo que tienes delante, quizá algún día lo puedas necesitar. Pero si quieres dar un paso más, piensa en grande y actúa en pequeño y crea espacios, busca miradas, habla con el alma y cocrea de verdad.

Comments
One Response to “Trabajo colaborativo, ¿lo queremos realmente?”
  1. Iñigo Echeverría dice:

    Hola Mª Ángeles:

    Primero de todo felicidades por el blog. Me ha gustado este artículo, sobretodo por cuestionar algo que cada vez se da más por sentado y que hasta se toma por “necesario” en empresas y universidades.

    Está claro que hay muchos beneficios en el trabajo conjunto, pero como bien dices, si no hay beneficios, si esta colaboración no lleva a una mejora, entonces su papel es más bien inutil o entorpecedor.

    El individualismo en el que nos movemos, como bien dices, es un impedimento para la colectividad. Habermas ya se preocupó en cierta manera en ayudar a crear discurso cuando fallan los individuos y sus condiciones hacia lo colectivo. Sin duda hay que seguir reflexionando para encontrar el equilibrio entre el individuo y el trabajo colaborativo, porque también creo, que el trabajo en equipo, bien hecho, no tiene rival.

    Un saludo!
    Iñigo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: