Primeros pasos para una Educación de Personas

Hola a los y las que seguís el blog, gracias por vuestro interés. El post “Escolarcerlación” ha generado un intenso debate dentro y fuera del blog. Uno de vuestros comentarios me brinda la oportunidad de aclarar algunas puntos y comenzar con la práctica de una educación para ser personas.

(Para entender mejor el post, leed el comentario de Nicholas)

Primeros pasos para una EDUCACIÓN DE PERSONAS.

1. Creo en la educación, nadie habla de abolir los colegios.

2. Creo que el ser humano es más que unas capacidades intelectuales y más que unas capacidades emocionales. La educación debe considerar al ser humano como un todo, no fraccionarlo en diferentes parcelas.

3. El único fin de la educación es formar personas. Una persona formada tiene autonomía, equilibrio, conocimiento, herramientas, fuerza y libertad.

4. Es cierto que siempre existe riesgo de adoctrinar. Desde el momento en que es una persona la que enseña, dice o hace algo, este algo es subjetivo y, por tanto, parcial. Si fuéramos muy rigurosos con el subjetivismo, nos volveríamos locos. Y además, ¿qué hay de malo? Somos sujetos los que hablamos, no objetos.

5. Una educación más integral, que abordara también aspectos emocionales, no sería adoctrinar. La educación social y emocional, según yo la entiendo, trata de hacer que la persona piense por sí misma, desarrolle sus emociones y su intelecto de la manera en que ella crea mejor, analice su vida llegando a sus propias conclusiones. Sólo se le dan herramientas, no se juzga ni se dan consejos de lo que es mejor o peor. La educación social y emocional que se imparte en la actualidad busca desarrollar competencias tales como habilidades sociales, autoconocimiento, empatía, gestión de las emociones y algunos aspectos más.

6. Todos somos responsables de la educación. La sociedad, los padres, los maestros, etc., son responsables. Pero, ¿sabes quién es más responsable aún? Tú, nosotros, cada persona individual es también responsable de aprender y de buscar por sí misma. Pero afortunadamente no estamos solos. La sociedad y los otros seres humanos nos pueden ayudar. Para eso está la escuela. Porque un niño no necesita pegar a su compañero de pupitre y verlo tirado en el suelo para darse cuenta de que pegar no es una forma admisible de relacionarse con los demás. Para eso está la escuela. ¿Es eso adoctrinar?

7. Odio el adoctrinamiento. Adoctrinar es decir lo que está bien y lo que está mal. Y es verdad que hay cosas que están mal, como pegar a tu compañero. ¿Existe un argumento contundente para este dilema? Seguramente no. Pero creer que existe el Bien y el Mal y que se debe inculcar a hierro es una cosa, y poner en práctica las lecciones que nos da la historia y la convivencia con los demás es otra. Se trata de fijar límites de la manera más abierta. Para mí, una buena manera es pensar si una conducta genera cosas positivas, produce menos discriminación y más felicidad…

8. Por supuesto, aprender es actuar, es la acción diaria. Por ello este blog habla de cómo actuar, la más difícil de las cuestiones. Y la escuela no reemplaza a la vida, jamás. Pero los humanos somos capaces de más, de una vida buena, y no nos basta cualquiera. Para lograrla seguimos buscando herramientas que nos ayuden.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: